TENGO ALGUNAS DUDAS: ¿QUE ES LO QUE BUSCA EL PRESIDENTE URIBE EL PERDON Y EL OLVIDO?
(Colombia) (Autor: Carta de la compañera de un detenido)

Miércoles 30 de mayo de 2007, por Prensa - Colectivo

Me llamo Amanda*, tengo cuarenta y siete años, un hijo de 19 años, estoy casada con Genaro* hace 22 años, aunque en total he vivido y amado a mi querido Genaro* casi treinta, por que lo conocí a los diecisiete y desde esa edad lo ame y lo sigo amando, como ese primer día que lo conocí bajo la lluvia.

Me llamo Amanda*, tengo cuarenta y siete años, un hijo de 19 años, estoy casada con Genaro* hace 22 años, aunque en total he vivido y amado a mi querido Genaro* casi treinta, por que lo conocí a los diecisiete y desde esa edad lo ame y lo sigo amando, como ese primer día que lo conocí bajo la lluvia.

Hace casi dos años una tarde soleada de viernes, el un organismo de seguridad del estado, entró a nuestra casa y se lo llevó, delante de todos, de su hijo, de su familia, de sus amigos, de mi y nos partieron el corazón.
Después visitaron su lugar de trabajo y pisotearon su nombre. Luego lo sacaron por la prensa y les contaron a todos los que no sabían y terminaron de nuevo con su nombre.

Lo acusaron de ser de las FARC y de haber cometido un crimen de lesa humanidad.

Pasamos casi ocho meses a manos de un Fiscal, que nunca leyó u oyó nuestras pruebas de su inocencia y que tampoco nos mostró ni trajo al caso ninguna prueba que lo inculpara; pero que si pudo, a pesar del concepto de la Procuraduría, sacar una Resolución de Acusación que nos llevó a juicio.

En juicio, se demostró nuevamente su inocencia, ni el Fiscal, ni el organismo de seguridad del estado, pudieron demostrar que era culpable, la Procuraduría reiteró su planteamiento inicial y terminó el juicio y esperamos el fallo; pero hay turnos, el juez tiene muchos expedientes por fallar y debemos esperar no se sabe cuanto, por aquello de los turnos y la congestión.

Y él, preso, lejos de todos y de todo; la vida se nos detuvo, nuestros pequeños y alegres proyectos se quedaron ahí, los que no eran amigos se alejaron, los que si son se quedaron, la familia unida trata de no llorar a mares para no inundarnos, tuvimos que aprender a levantarnos todos los días sin él, a pasar el día sin él, a tratar de dormir sin él

Luego un día, viene el Presidente Álvaro Uribe Vélez y dice que va a soltar a todos los guerrilleros de la FARC y mi Genaro* está preso acusado de guerrillero, de haber participado en un crimen de lesa humanidad, pero no es guerrillero ni participó en ese crimen, pero está preso.
Tengo algunas dudas:

• El fallo del juez puede demorar más de un año o más, hay gente en las cárceles que espera hace cuatro años el fallo y nada, por aquello de la congestión y los turnos, claro y de la negligencia
• Mi Genaro* está preso, su caso tiene interés nacional e incidencias internacionales, el juez no tiene argumentos para condenarlo, pero si lo absuelve, este fallo se le devuelve al mismo Presidente y por supuesto a los responsables de su detención; y si lo condena por las presiones, siempre tendremos la segunda y tercer instancia para demostrar lo demostrado, su inocencia.
•Pensando en la propuesta del presidente, todavía sin desarrollar: ¿qué hacemos??

Para que mi Genaro* salga libre pronto, se declara que es lo que no es y que hizo lo que no hizo?

Y, si él sale con esa propuesta del presidente, saldrá estigmatizado, culpable de algo que no es y que no hizo? ¿Todo por la libertad?

Le damos el perdón y olvido al Estado Colombiano por este acto que nos quitó a nuestro Genaro*, por todo este tiempo?, que prácticamente destruyó nuestras vidas, que nos llevó a una crisis económica, que nos hizo perder lo construido a lo largo de nuestras vidas?

Perdonamos y olvidamos el sufrimiento y su ausencia?

Perdonamos y olvidamos que perdimos el trabajo? Que somos señalados de hacer parte de un crimen de lesa humanidad?
Perdonamos y olvidamos la injusticia y la impunidad??
Todo por que salga libre???

El Presidente, quiere que perdonemos y olvidemos su arbitrariedad?

Y, por supuesto, por la libertad, lo más preciado que tenemos, nos declaremos culpables?

Que perdonemos y olvidemos?. y a nuestro Genaro* por su libertad alguien lo va a perdonar por declararse culpable, aquí o en otro país, quedaría arrastrando esa culpa que no es suya, por el resto de su vida y nosotros con él, por tenerlo aquí, con nosotros libre?

Cuantos hombres y mujeres detenidos injustamente, por obtener su libertad, van a declararse culpables?
Aunque la memoria es la loca de la casa, el país se olvida de las detenciones masivas del presidente Uribe, que después de dos años o más la gente que han presentado como culpables han salido libres y hoy todavía hay cientos en iguales circunstancias?? También deben declararse culpables?? Todo por la libertad???

Que es lo que busca el Presidente Uribe EL PERDON Y EL OLVIDO?

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25
Bogotá D.C.
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035