A tres años del Plan de Acción Laboral Obama - Santos

Hace una década, la Plataforma desarrolló la serie Alcatemas en la que proponía una reflexión sobre los impactos del libre comercio en los derechos a la salud, alimentación, territorio, medio ambiente, trabajo y asociación sindical, así como los riesgos que entrañaban dichos acuerdos respecto de poblaciones en condiciones de vulnerabilidad. Desde los movimientos sociales, durante esos diez años una multiplicidad de organizaciones de mujeres, sindicales, sociales y de derechos humanos, trabajaron en denunciar principalmente en Europa y Estados Unidos las múltiples afectaciones que propiciarían los acuerdos comerciales para el agro, la industria y el desarrollo nacional y la relación de los mismos con las violaciones a derechos humanos, particularmente con las cometidas contra el sector sindical.

Sindicalistas | Derechos Laborales | Colombia | TLC |

Bogotá, 7 de abril de 2014. La Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo PCDHDD, saluda el trabajo de las centrales sindicales CTC y CUT, con el apoyo de Recalca, la Escuela Nacional Sindical ENS y la AFL-CIO, de seguimiento al Plan de Acción Laboral PAL, condición de suscripción del Tratado de Libre Comercio TLC con Estados Unidos. (Ver nota de prensa ENS)

Hace una década, la Plataforma desarrolló la serie Alcatemas en la que proponía una reflexión sobre los impactos del libre comercio en los derechos a la salud, alimentación, territorio, medio ambiente, trabajo y asociación sindical, así como los riesgos que entrañaban dichos acuerdos respecto de poblaciones en condiciones de vulnerabilidad. Desde los movimientos sociales, durante esos diez años una multiplicidad de organizaciones de mujeres, sindicales, sociales y de derechos humanos, trabajaron en denunciar principalmente en Europa y Estados Unidos las múltiples afectaciones que propiciarían los acuerdos comerciales para el agro, la industria y el desarrollo nacional y la relación de los mismos con las violaciones a derechos humanos, particularmente con las cometidas contra el sector sindical.

Hoy los riesgos se han concretado, el Informe “Tres años de incumplimiento del Plan de Acción Obama Santos” revela que “el daño macroeconómico a Colombia ha sido profundo. Solo en el primer año de vigencia de este acuerdo las exportaciones colombianas a los Estados Unidos cayeron según los datos oficiales colombianos, un 15.5%, mientras las importaciones desde EEUU crecieron a casi el mismo porcentaje”. Desde el punto de vista de las libertades sindicales y derechos laborales, el Gobierno colombiano se raja en las cuatro áreas: fortalecimiento institucional, formalización laboral y prohibición de intermediación ilegal, protección y garantía de libertad sindical y violencia antisindical.

Colombia ha firmado cerca de 14 tratados de libre comercio en los que las ventajas prometidas no se advierten [1]. Las movilizaciones sociales y campesinas de 2013, y las que se esperan para 2014 reflejan: la destrucción de las economías campesinas producto de los TLC; las consecuencias profundas que para el medio ambiente, la vida y los territorios ha traído el modelo extractivista; y la persistencia de criminalización y represión de la protesta social.

Por otro lado, la persistencia de homicidios contra el movimiento sindical y la gravísima situación por la que atraviesa Buenaventura, son indicadores de la falta de compromiso estatal de asegurar la plena vigencia de los derechos humanos bajo la vigencia de los TLC.

A propósito de los diálogos de paz en la Habana, la Plataforma ha venido discutiendo si es posible pensar en garantías de no repetición frente a las violaciones masivas a DESCA que se han producido en Colombia.

Partimos de una idea básica, el desplazamiento forzado y el despojo, el genocidio del movimiento sindical, la criminalización de la protesta social y las masivas violaciones a derechos humanos han facilitado la imposición de un modelo de acumulación de riqueza y de concentración política a través del despojo. Los efectos, se evidencian en la destrucción de organizaciones sociales, sindicales, políticas y populares, la fragmentación del tejido social y la consolidación de un sistema de exclusión que ha tenido como propósito exterminar una manera de pensar, opciones sociales alternativas, iniciativas sociales de carácter pluralista que han conllevado al cierre de espacios democráticos y las posibilidades de consolidar propuestas de una sociedad más incluyente.

La reflexión que hacemos hoy es pensar el escenario de paz más allá de la Habana y proponer las garantías de no repetición que se requieren en Colombia para la consolidación de la paz, en el plano de nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras.

El informe que hoy se presenta fija algunas claves para ello, nuestro país requiere una verdadera política pública que permita superar las relaciones laborales ilegales, la subcontratación ilegal, el débil sistema de inspección laboral, la impunidad, la falta de protección a sindicalistas y la ausencia de garantías para la movilización y protesta social. Por supuesto debe pensarse en la derogatoria de los tratados de libre comercio, que no son verdaderos tratados, ni libres, ni garantizan comercio en condiciones de equidad.

La Plataforma reafirma la primacía de los derechos humanos sobre los acuerdos comerciales, se adhiere a la Declaración y recomendaciones del informe “Tres años de incumplimiento del Plan de Acción Obama Santos” e insiste en que la consolidación de la paz requiere reformas estructurales que garanticen la plena vigencia de los DESCA.

Secretaría Técnica
Plataforma Colombiana de Derechos Humanos,
Democracia y Desarrollo


[1] Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay): 2005; Chile: 2009; Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras): firmado en 2010; Países del EFTA (Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein): 2011; Canadá: 2011; México: 2011; Estados Unidos: 2012; Venezuela: 2012; Unión Europea: 2013; Alianza del Pacífico: 2013; Corea del Sur: 2013; Costa Rica: 2013; Panamá: 2013; Israel: 2013

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035