18 años de impunidad
Asesinato de José Rodrigo García Orozco: un crimen de lesa humanidad

Jueves 25 de noviembre de 2010, por Prensa - Colectivo

Se declare crimen de lesa humanidad, el asesinato de José Rodrigo García Orozco, Segundo Vicepresidente de la Asamblea Departamental del Meta, solicitarán el próximo viernes 26 de noviembre a la Fiscalía 95 Especializada de la Unidad de Derechos Humanos de Villavicencio, la Comisión intereclesial de Justicia y paz y el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, en representación de las víctimas.

Meta | Víctimas de Crímenes de Estado |

La solicitud la realizan, en el marco de la conmemoración del décimo octavo aniversario de su asesinato, por cuanto la acción penal está próxima a prescribir, sin que a la fecha se encuentre algún vinculado dentro de la investigación, permaneciendo aún en la impunidad.

Para las organizaciones es claro que la ejecución extrajudicial de José Rodrigo, es un crimen de lesa humanidad porque ocurrió en el contexto de un ataque sistemático contra un sector de la población civil—en este caso los miembros y los líderes de la Unión Patriótica.

Esta determinación tiene una gran importancia jurídica, política y social, no sólo porque la responsabilidad del Estado en este tipo de violaciones se incrementa, sino porque, diferentes órganos interestatales de protección, entre estos la Corte Interamericana de Derechos Humanos, han señalado que cuando se comete un crimen de lesa humanidad, se ataca y se niega a toda la humanidad.

La declaratoria por parte de la Fiscalía como crimen de lesa humanidad constituiría un avance en la lucha contra la impunidad y un reconocimiento a los derechos de las víctimas, ya que por ser imprescriptible, los responsables podrían ser procesados y condenados, a pesar del paso del tiempo.

Por estos hechos, la Fiscalía delegada ante el Tribunal, ordenó enviar la investigación que se adelantaba contra el teniente de la Policía Nacional, Hernán Eliecer Santamaría, a la Jurisdicción Penal Militar, aduciendo que el crimen sucedió en momentos en que el teniente estaba de servicio.

Para la representación de la parte civil, esta decisión desconoce la normativa y jurisprudencia constitucional e internacional, que establece que el fuero penal militar es excepcional, sólo relacionado con actos del servicio y nunca aplicable en casos de violaciones a derechos humanos.
Haciendo memoria

El 26 de noviembre de 1992, el Segundo Vicepresidente de la Asamblea departamental del Meta y militante de la Unión patriótica y del Partido comunista José Rodrigo García Orozco, fue asesinado, al ingresar a su residencia, ubicada en el Barrio Santa Inés del municipio de Villavicencio.

Allí, en la puerta de su hogar, fue ultimado de cinco disparos que le proporcionaron dos hombres, que se movilizaban en una motocicleta Suzuky, color roja y camuflada con cintas naranjas y blancas.

Durante el trayecto fue abordado por dos unidades del F-2 de la Policía, quienes lo requisaron a la fuerza, le decomisaron sus documentos y el arma que el mismo gobierno le había dado para su protección. Paradójicamente, días antes del crimen, le habían suspendido el servicio de escoltas

¿Quién era José Rodrigo García Orozco?:

José Rodrigo García Orozco, se desempeñó como Alcalde del Municipio de Puerto Rico, departamento del Meta entre 1986 y 1988. Luego fue elegido popularmente como diputado a la Asamblea del departamento del Meta, por la Unión Patriótica y del Partido Comunista, de 1990 a 1992.

Era un docente de vocación, dirigente y reconocido líder político de la región, había contraído matrimonio con María Mercedes Méndez (ex alcaldesa del Castillo) el 14 de mayo de 1979 con quien procreo cinco niñas que quedaron huérfanas a muy corta edad, ya que su madre fue vil y alevemente asesinada el día 3 de junio de 1992, junto con cuatro personas más entre quienes figuraba al alcalde electo del Castillo, William Ocampo Castaño, la Tesorera Rosa Tulia Penal y otras, todas ellas militantes de la Unión Patriótica y del Partido Comunista.

José Rodrigo, presintiendo el calor de las balas en su cuerpo, viviendo con el temor de dejar no solo sin madre, si no ahora también sin un padre, a sus cinco hijas, dejó una nota en su bolsillo, dirigida a ellas: su hijas.

“Al morir, no tendré tiempo de decir nada. Es por esto que dejo escrito: Mi vida fue el amor. Mi amor fue la libertad y la paz. Salud a los que aman”

“En mis duras faenas, os amo pequeñas mías. Mi mejor muestra de este amor, es mi propia entrega por vuestro futuro y vuestros amiguitos y amiguitas del mundo. Cuanto os amo.”

“Nací para vivir. Me niego a esta pequeña muerte. Antes que yo, miles murieron y sin embargo, aun viven.

Que importan sus nuevos nombres!”

Dieciocho años de Impunidad

Estos 18 años de impunidad serán recordados el próximo viernes 26 de noviembre en Villavicencio, lugar donde el movimiento de Hijos e Hijas por la memoria y contra la impunidad, del cual son parte las hijas de José Rodrigo, organizaron un encuentro de vida y de memoria, cuya programación se adjunta.

Horario Programación
04:15 – 05:00 Llegada al punto de encuentro / Iniciación de la batucada
05:00 – 06:00 Inicio del Recorrido / Recorrido. Realización de actividades durante el recorrido.
6:00pm Llegada al lugar del Asesinato de José Rodrigo García / Desarrollo de actividades

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035