Desobediencia civil en cárcel de San Isidro- Popayan

Viernes 22 de mayo de 2015, por FCSPP

Los detenidos políticos recluidos en la cárcel de mediana y máxima seguridad San Isidro de Popayán, alertamos a la comunidad nacional e internacional sobre las dificultades que en esta se vienen presentado, razón por la cual se ha dado inicio el día 21 de Mayo del 2015 a una jornada de desobediencia civil en la que participan los 12 patios 6, 7 y 8 de la cárcel.

Derecho a la salud | Derecho a la igualdad | Cauca | Presos Políticos | Cárceles | Derecho a la integridad |

En este centro penitenciario se vienen violando los derechos fundamentales de manera sistemática y permanente; en Colombia dentro del sistema penitenciario las cárceles se han convertido en verdaderos centros de tortura donde se imponen las reglas del director de turno, de los comandantes de guardia, reglas que obedecen más a la corrupción que campea al interior del Instituto Nacional Penitenciario INPEC.
Nuevamente hacemos un LLAMADO URGENTE, para que la comunidad en general y la sociedad colombiana se entere de las condiciones miserables y lamentables en las que nos encontramos y así mismo se devele el Régimen vengativo y represivo que se aplica al interior de este panóptico, por lo que nos permitimos presentar la siguiente:

DENUNCIA PÚBLICA.

En días anteriores denunciamos las condiciones infrahumanas a las cuales se someten a las personas en la cárcel San Isidro de Popayán; manifestando el tratamiento al cual hemos sido sometidos en materia de salud, alimentación, comunicaciones y otros.

En esta oportunidad queremos denunciar que desde ya hace varios días el cuerpo de custodia del INPEC, manifestó a las personas ahí recluidas que después de la levantada tenían que organizar sus celdas y dejar bien aseadas, esto de acuerdo al artículo 89 del código interno, que de lo contrario las personas que no lo cumplieran se harían acreedoras a sanciones. Pero en la realidad las personas privadas de la libertad de este centro de reclusión no logran cumplir con este requerimiento debido a los constantes y diarios cortes en el suministro de agua que aún persisten en la cárcel San Isidro, racionamientos que en las horas de la mañana ponen en un dilema a las personas, se bañan o hacen el aseo, ya que en horas de la mañana el servicio de agua dura aproximadamente 20 minutos, cuando dura bastante, y en horas de la tarde otros 20 minutos.

Ante esta situación, ante la violación flagrante de su propio régimen interno y ante las sanciones que señala el cuerpo de custodia van a tener las personas que no lo cumplan los internos de los patios 6, 7 y 8 de este centro de reclusión han decidido iniciar una desobediencia civil y pacífica, que consiste en no salir a la contada y otras actividades hasta tanto no se le dé solución a esta problemática, otro aspecto que señalamos es que el INPEC siempre ha manifestado la existencia de un documento que ellos llaman régimen interno y que parcialmente es conocido por la población carcelaria, hecho por el cual es aplicado al libre antojo del cuerpo de custodia y el estado de ánimo de los comandantes de guardia.

OTROS ASPECTOS:

La asistencia médica, continua siendo para las personas ahí recluidas todo un problema, se realiza sin ningún tipo de ayudas técnicas, aquí se diagnostica a “OJO”, de esa manera se da cuenta de todo tipo de enfermedades, no se autorizan exámenes, para que de manera exacta se sepan cuáles son en realidad las dolencias de las personas aquí recluidas; se incurre de esta manera en diagnósticos errados, que se tratan de manera irresponsable con el medicamento mágico: el ACETAMINOFEN e IBUPROFENO.

No se hacen remisiones médicas a especialistas, lo cual se refleja en el deterioro de la salud de las personas privadas de la libertad. Existe todo un entramado de corrupción, entre la guardia del INPEC para que los detenidos accedan a las consultas médicas.

Falta a la ética médica por parte de las personas que laboran en el área de sanidad.
Con respecto a la alimentación; se ha solicitado se les haga un seguimiento a la contratación para el suministro de los alimentos para los reclusos de San Isidro –Popayán, no se cumplen con los estándares de calidad y cantidad establecidos en el Contrato de Suministro de alimentación y los productos, tanto para carnes, frutas, granos y verduras, estos son de muy mala calidad que se descomponen rápidamente.

La dirección de la cárcel continua negándose, en repetidas ocasiones, a elegir dentro de los patios un FISCAL DE ALIMENTOS para que realice un seguimiento a la alimentación que se reparte a las personas recluidas en esta cárcel.

La comida aún se sirve en canecas plásticas las cuales no son los recipientes aptos para el transporte de alimentos.

El CISA, Comité de Interventoría y Seguimiento a la Alimentación, no opera de manera integral con los representantes de los internos (fiscal) por lo que suponemos que las ACTAS mensuales las debe estar firmando el Subdirector con alguien más que desconocemos y de este modo se viabiliza el pago.

Estamos en condiciones más que inhumanas, soportando una pésima alimentación que nos hace perder masa muscular, defensas y genera en ocasiones intoxicaciones y debilidades.

El suministro de agua , líquido vital se requiere de manera permanente, dado el alto índice de hacinamiento con que cuenta esta cárcel; no podemos lavar nuestras ropas, el menaje o losa, ducharnos debidamente sin ser sometidos a tratos humillantes y tener el preciado líquido para el consumo; debido a la no prestación del servicio de agua, no realizamos actividades deportivas; la falta de agua significa entonces mantener letrinas rebozadas de materia fecal y orines; focos de moscas y el desarrollo de todo tipo de enfermedades.
La dotación de los útiles de aseo y el mínimo vital debería ser como mínimo cada tres meses, otra obligación incumplida; pues es cada 5 años que vienen haciendo el cambio de la dotación de cama, colchoneta, sabana, sobre sabana, almohada y cobija; esta no cumple con un requisito mínimo, que sea de acuerdo al clima donde está ubicado el centro de reclusión.

La “resocialización y reinserción” en los centros carcelarios de Colombia son una mentira; todo comienza cuando las personas privadas de la libertad son desraigada, dispersada esto nos aleja de nuestros núcleos familiares. Otro aspecto por lo cual esto no funciona, es que la labor de docentes, la deben ejercer compañeros reclusos a quienes no se les provee de material didáctico para preparar las clases. En ese mismo orden a cada interno que redime pena por estudio se le hace entrega de un solo cuaderno de 100 hojas en el que debe tomar apuntes de todas las asignaturas y un lapicero.

La entrega del KIT de aseo debe ser cada tres (3) meses y que consta de: una máquina de afeitar, una crema dental, un jabón de tocados, un cepillo dental, una papeleta o sobre pequeño de desodorante, un rollo de papel higiénico. Esta dotación no supera el valor de cinco mil ($5.000) pesos debido a la mala calidad de los elementos, cuando los entregan.

Por todo lo anteriormente mencionado hemos iniciado nuevamente otra jornada de desobediencia civil pacífica la cual consiste en no salir a las actividades de escuela, talleres, diligencias judiciales y notificaciones; de igual forma no dejarnos contar hasta tanto la dirección de la cárcel de solución a lo aquí mencionado y denunciado, de igual forma hasta que los organismos como la defensoría regional del pueblo, personería y secretaria de salud del cauca hagan presencia y tomen nota para realizar seguimiento a las condiciones a las que se han sometidos las personas en esta cárcel, en ultimas que cumplan con su obligación constitucional de velar por los derechos humanos.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035