Después de 32 años el cuerpo de "Violeta" regresa a descansar cerca de su familia

Miércoles 8 de noviembre de 2017, por Prensa - Colectivo

Este viernes 10 de noviembre se realizará en Ibagué la entrega digna de los restos óseos de Carmen Cristina Garzón Reyes o “Violeta” el que fue su alias dentro de la guerrilla del M19 en los años 80 y hasta que se produjo la toma y retoma del Palacio de Justicia en la cual participó y perdió la vida. También dos actos públicos en homenaje a su vida y dignidad.

Desaparición forzada | Derecho a la verdad |

Carmen Cristina Garzón Reyes, nació en Ibagué, el 11 de mayo de 1955 y era la menor de cuatro hermanos. Por circunstancias económicas, los dos hermanos menores junto con su madre crecieron en el barrio Ambalá en Ibagué, hoy Las Delicias y luego se trasladaron a otro sector de la ciudad. Allí terminó sus estudios secundarios e ingresó a la Universidad del Tolima a estudiar Veterinaria. Allí conoció a su compañero y padre de su hija Violeta, Armando Martínez y también se vinculó a la guerrilla del M19 ascendiendo rápidamente dentro de la organización.

El 6 de noviembre de 1985, su hermana Alba Luz se enteró de la toma del Palacio de Justicia y recordó que Violeta ya le había anunciado su participación en este operativo del M19 que buscaba generar un golpe mediático y político mediante el juzgamiento de Belisario Betancur, presidente de la época, por repetidos incumplimientos de la tregua pactada con esta guerrilla. Como se lo prometió a su compañero Armando, esta fue la última acción en la que participó, y que terminó con la cruenta retoma por parte de las fuerzas armadas, durante la cual se cometieron graves infracciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario, reconocidas por tribunales nacionales e internacionales.

Sobre las circunstancias de la muerte de Carmen Cristina Garzón o "Violeta" se ha podido establecer que ocurrió dentro de las instalaciones del Palacio de Justicia, según se desprende de grabaciones de un radioaficionado que reposan en los expedientes del Palacio de Justicia donde el Coronel (r) Luis Carlos Sadovnik, (Arcano 6) y el General (r) Jesús Armando Arias Cabrales (Arcano 5) hablan de su hallazgo dentro del Palacio:

“Arcano 5: R, eh... ¿tiene algún dato Arcano 6 sobre bajas de la chusma? Cambio. (…)

Arcano 6: Nosotros encontramos cuatro eh... ya moribundos y Violeta que estaba también allí disparando un revólver, esos… esos están muertos prácticamente ya, cambio...

Arcano 6: Y fueron dados de baja... intentaron y se... entonces tenemos dos... tres y Violeta, entonces tenemos en total ocho. Cambio.

A pesar de la prueba existente, Carmen Cristina Garzón o “Violeta” nunca apareció entre las guerrilleras reportadas como muertas en la acción militar y tampoco entre los guerrilleros identificados en el proceso de exhumación del Cementerio del Sur en el año 1998. No obstante, está establecido que “Violeta” ingresó al palacio el 6 de noviembre, sus restos no fueron identificados ni entregados a su familia, es decir que, al no existir información sobre su paradero con o sin vida, fue víctima de desaparición forzada.

El esposo y la hija de Carmen Cristina, quien lleva el nombre de Violeta en homenaje a las convicciones que defendió su madre y por las que murió, emprendieron su búsqueda en 2002, después de vivir casi 20 años en el silencio y la persecución bajo el estigma de ser familiares de una guerrillera. Entonces, cansados de callar se presentaron ante la Fiscalía para emprender la búsqueda, y se tomaron muestras de ADN que ingresaron al banco de datos de Medicina Legal como base para la identificación.

Un año después se realizó un primer cotejo genético entre los familiares de Carmen Cristina y los restos óseos que descansaban en las cajas 50, 52, 55, 55a, 67, 68, 70, 74 y 77, que determinó que ninguno de estos cuerpos pertenecía a Violeta. Posteriormente, en julio de 2012, el grupo de genética nuevamente realizó el cotejo de ADN del esqueleto rotulado con el número 55a y concluyó que el mismo que se trataba de Carmen Cristina.

El caso de guerrilleros y guerrilleras que murieron durante la toma y retoma del Palacio de Justicia ha sido durante años un tema tabú, quizás por la idea equivocada de que en su condición de combatientes, estas personas no gozaban de ningún derecho o garantía constitucional.

Al respecto, la Comisión de la Verdad de los Hechos del Palacio de Justicia y refiriéndose al caso de “Violeta” conceptuó que bajo ninguna circunstancia se justifica que haya sido sometida, ella y su familia, al delito de desaparición forzada, al señalar en su informe de 2010:

“158. La Comisión considera pertinente destacar el caso de alias Violeta, una de las guerrilleras que ingresaron al Palacio, cuyos restos nunca fueron identificados ni entregados a su familia, lo que significó para ésta -al igual que para los parientes de las demás personas no identificadas- un duelo no resuelto.

159. La hija de Violeta, quien era apenas una niña de seis años en esa época, tras del evento realizado por la Comisión de la Verdad en mayo del 2009 pidió ser escuchada. En la entrevista, la Comisión registró la dimensión de la tragedia de una familia que se vio privada de su derecho a dar sepultura a su madre, hermana y esposa, como también pudo constatar el sufrimiento silencioso de quienes padecen la estigmatización y la indiferencia, particularmente las nuevas generaciones, que no tienen por qué asumir, además de la pérdida de un ser querido, el rechazo de una sociedad con prejuicios y sin espacio para la reconciliación”.

La misma suerte de Carmen Cristina, corrieron otros de sus compañeros integrantes del M19. El único caso recogido en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos e investigado hasta etapa de juicio fue el de Irma Franco, donde se encontraron evidencias de que salió con vida del Palacio y fue torturada y asesinada posteriormente.

En el caso de Luis Otero, quien comandaba la operación, se evidencia de acuerdo con las mismas operaciones de radio recogidas en el informe de la Comisión de la Verdad de los hechos del Palacio que pudo salir vivo, pero hoy, 32 años después se desconoce su paradero:

“...Paladín 6: R, sí porque inclusive tenemos una información de que OTERO se nos salió con la cédula de un muerto, pero... pero bueno y que ALMARALES está herido y lo llevaron ahorita a una Unidad de P.M.; en fin va, estamos en eso, estamos en la parte también mucho más compleja diría yo, también, que es esta limpieza, identificación, manejo de todas estas cosas, siga."

Otro tanto habría ocurrido con William Almonacid quien de acuerdo a un video revelado por Noticias Caracol en 2015, salió con vida de las instalaciones del Palacio. Las imágenes muestran cuando es dirigido a una camioneta verde en una de las esquinas del Palacio por miembros de la Fuerza Pública. Sin embargo, ¿Por qué apareció ejecutado con posterioridad?

Actualmente, la Fiscalía Primera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia adelanta el proceso por la desaparición forzada de integrantes del M19 y se encuentra en averiguación de responsables, lo que evidencia la lentitud e ineficacia de la administración de justicia para brindarle a las familias de los desaparecidos del grupo guerrillero el acceso a un recurso judicial sencillo y eficaz que les garantice el derecho de acceso a la verdad y la justicia, pese a que han transcurrido 32 años desde la ocurrencia de los hechos.

En relación con estos hechos –y tomando como referencia al caso de Carmen Cristina Garzón- la Comisión de la Verdad señaló:

"Frente a esas situaciones, la Comisión de la Verdad no puede permanecer indiferente y, por lo tanto, hace un llamado a las autoridades para que se realicen todos los esfuerzos posibles encaminados a lograr la identificación y entrega de todos los restos, de forma que las familias puedan cerrar, finalmente, el ciclo de dolor que han padecido por cerca de un cuarto de siglo".

Ver convocatoria a entrega digna de restos y actos públicos

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035