Ejército Colombiano utiliza de escudo a la población civil y genera el desplazamiento masivo de 778 personas entre Campesinos e Indígenas

En desarrollo de acciones militares indiscriminadas, integrantes del Ejército del Estado Colombiano utilizan de escudo a la población civil y generan el desplazamiento masivo de setecientos setenta y ocho (778) campesinos mestizos e indígenas en su mayoría integrantes de la Asociación Pro Constitución de Zona de Reserva Campesina del Municipio de Caloto, Filial de FENSUAGRO CUT e integrante de la Coordinación Departamental del Cauca del Proceso de Unidad Popular del Sur Occidente Colombiano.

Indígenas | Campesinos | Desplazamiento | Abusos del Ejército | Cauca |

De acuerdo a denuncias recibidas recientemente:
Fuerzas regulares del Estado Colombiano, pertenecientes a los Batallones de Contraguerrillas No. 3 “Cacique Numancia” y de infantería No. 8 “Batalla de Pichincha”, pertenecientes al Comando Conjunto Operativo No. 3, y a las III y XXIX Brigadas y a la Brigada Móvil No. 19 adscritos a la III División del Ejército de Colombia.
Continúan desplegando acciones sistemáticas de terror de Estado concretadas en acciones militares indiscriminadas en zonas pobladas en enfrentamientos armados con el Sexto (6) Frente de las FARC-EP.
Como política de Estado, los “soldados de la patria” o los “héroes de la patria” del presidente Álvaro Uribe Vélez, en desarrollo de su accionar militar infringen reiteradamente los principios de humanidad, necesidad militar, distinción, inmunidad civil y proporcionalidad y sobre todo el carácter de protección que tienen los civiles y sus bienes.
Por lo tanto, responsabilizamos al Estado Colombiano en cabeza del señor Álvaro Uribe Vélez, a la Gobernación del Departamento del Cauca en Cabeza de Guillermo Alberto González y a las fuerzas regulares (militares y de policía) del Estado Colombiano por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) en el Municipio de Caloto.
HECHOS

Al sur occidente de Colombia, Departamento del Cauca, Municipio de Caloto
El pasado Sábado 13 de marzo , en el casco urbano de la Vereda El Palo Bajo, cerca de las 4:45 de la mañana, inicia un enfrentamiento armado entre Militares del Estado Colombiano, pertenecientes al Comando Operativo No. 3, en una zona poblada, en contra de integrantes del Sexto (6) frente de las FARC-EP. Los enfrentamientos se extendieron a la verada el Alto del Palo, hasta pasadas las 11:00 de la mañana.
Posteriormente los enfrentamientos armados, se trasladaron hasta el Corregimiento Guazano, vereda Guazano y la vereda Pedregal. Luego al Resguardo indígena de Huellas, en las veredas La Buitrera, Los Chorros y Pajarito; y duraron hasta las 6:00 de la tarde.
A pesar que los Militares del Estado Colombiano se oponían a permitir la concentración de campesinos. Los campesinos atemorizados se concentraron y resguardaron en dos sitios
El primero en el Albergue del resguardo El Nilo, en donde se concentraron cuatrocientas treinta y cinco (435) personas, entre los que se encontraban ciento treinta (130) menores de edad, tres (3) mujeres embarazadas, y cuarenta y cuatro (44) mayores adultos.
El segundo en el Albergue en finca Albania, de la vereda Alto del Palo en donde se concentraron trescientas cuarenta y tres (343) personas, entre los que se encontraban ciento cuarenta y tres (143) menores de edad, tres (3) mujeres embarazas y cuatro (4) mayores adultos.
Los enfrentamientos armados continuaron hasta el día domingo 14 de marzo.
A la fecha y hora no hay un reporte concreto del daño a bienes protegidos y las heridas o muertes de civiles, en desarrollo de la confrontación armada.
Entre tanto, a pesar de que varios campesinos ya retornaron a sus lugares de origen un grupo no determinado de campesinos, ante la magnitud de los enfrentamientos, se mantienen concentrados en el albergue ubicado en El Nilo.
Frente al fundado temor de los habitantes del municipio de Caloto y en rechazo a las extralimitaciones de las fuerzas regulares del estado colombiano, y ante el temor de las comunidades y los ciudadanos afectados

RESPONSABILIZAMOS

Al Estado Colombiano, y en particular al Mayor General Justo Eliseo Peña Sánchez comandante de la III División del Ejército de Colombia y al Coronel Wilson Cabra, comandante del Comando Operativo No. 3 del Ejército, por la vida e integridad física de los ciudadanos colombianos relacionados en los hechos de esta denuncia, asentados en la zona de operaciones de las unidades militares que dirigen.
EXIGIMOS

A la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH)
El cumplimiento de su mandato como veedores de que el Estado colombiano cumpla con sus obligaciones constitucionales y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Al Estado Colombiano
El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.
Detener las medidas represivas y el amedrentamiento a las que están siendo sometidas los campesinos y sus organizaciones en el Departamento del Cauca por parte de las Fuerzas regulares del Estado.
Adelantar las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la libertad, integridad y seguridad personal, de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares y sus líderes naturales en el Departamento del Cauca.
Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por la utilización de civiles como escudo, el daño a bienes protegidos, y las heridas de gravedad causadas a civiles, en desarrollo de la confrontación armada realizada en la vereda en el Municipio de Caloto entre los días 14 y 15 de marzo de 2010.

A la Gobernación del Cauca
Detener las medidas represivas y el amedrentamiento a las que están siendo sometidas los campesinos y sus organizaciones en el Departamento del Cauca por parte de las Fuerzas regulares del Estado.
Adelantar las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la libertad, integridad y seguridad personal, de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares y sus líderes naturales en el Departamento del Cauca.
Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por la utilización de civiles como escudo, el daño a bienes protegidos, y las heridas de gravedad causadas a civiles, en desarrollo de la confrontación armada realizada en la vereda en el Municipio de Caloto entre los días 14 y 15 de marzo de 2010.

A la Defensoría del Pueblo
Cumplir con su papel institucional de velar por la garantía y el respeto a los derechos a la vida, la libertad, integridad y seguridad personal, de los Ciudadanos integrantes de las organizaciones populares y sus líderes naturales en el Departamento del Cauca.
Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por la utilización de civiles como escudo, el daño a bienes protegidos, y las heridas de gravedad causadas a civiles, en desarrollo de la confrontación armada realizada en la vereda en el Municipio de Caloto entre los días 14 y 15 de marzo de 2010.

SOLICITAMOS

A la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH)
En el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las Normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas.

Instamos a los organismos de derechos humanos y organizaciones populares a mantenerse atentos y alerta la critica situación de derechos humanos que están afrontando el departamento del Cauca.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035