Fuerza pública hostiga a Germán Espinel Cortes, integrante del equipo técnico de Aheramigua y detención arbitraria del ciudadano Luis Alberto Balserio Flórez, en municipio de Caucasia, departamento de Antioquia

Lunes 29 de julio de 2013, por DDHH Marcha Patriótica

En desarrollo de acciones arbitrarias y sistemáticas de la Fuerza Pública, ataque indiscriminado, hostigamientos, ataques a la integridad personal de miembro del equipo técnico de Aheramigua Germán Espinel Cortes, señalamientos, agresiones físicas y detención arbitraria del ciudadano Luis Alberto Balseiro Flórez.

Defensores de derechos humanos | Antioquia |

De acuerdo a denuncias recibidas recientemente

Hechos:

Al occidente de Colombia, departamento de Antioquia, municipio de Caucasia

Viernes 26 de Julio de 2013

1. En el transcurso de la semana del 22 al 26 de julio de 2013, las comunidades mineras que se encuentran protestando en el municipio de Caucasia, han sufrido hostigamientos, persecuciones y fuertes enfrentamientos con la fuerza pública (ESMAD), en los cuales se evidencia la agresión en particular hacia tres miembros de la Asociación de Hermandades Agroecológicas y mineras de Guamocó (AHERAMIGUA).

2. El día 26 de julio de 2013 en horas de la tarde, se produjeron enfrentamientos entre el ESMAD y los manifestantes, que dejan el saldo de varios manifestantes heridos, entre ellos al miembro de la asociación Aheramigua Germán Espinel Cortes, al que atacaron con balas de goma, quién recibió heridas graves en el rostro y en el cráneo, hay otros dos miembros de la misma asociación que igualmente fueron afectados por estos artefactos en los miembros inferiores de su cuerpo.

Sábado 27 de julio de 2013

1. Ante los acontecimientos de la jornada del día 26 de julio y bajo la gravedad de las heridas de las que fue objeto Germán Espinel Cortes, el decidió ir hacer las denuncias correspondientes ante Medicina Legal, para lo cual los miembros de la asociación decidieron acercarse al Personero Jurídico del Municipio de Caucasia, quién los cito el día 27 de julio a las 3:30 p.m. en la Casa de la Justicia para llevar a cabo el proceso correspondiente.

2. Ya en el lugar, los abordaron de manera extraña y arbitraria agentes de la Policía solicitando la presentación de sus documentos para la verificación de antecedentes. Sin ningún debido proceso legal, los agentes decidieron llevárselos a la estación de policía del municipio lo cual pone en evidencia la persecución sistemática y hostigamientos que han enfrentado estos defensores de derechos humanos durante el paro, especialmente los miembros de la asociación (AHERAMIGUA).

3. Al llegar allí, les retuvieron sus respectivas cédulas por cerca de media hora, y mientras tanto, miembros de la SIJIN les hicieron un interrogatorio, empadronándolos, pidiéndoles la dirección de sus viviendas en Bogotá, sus números de celular, los nombres de sus padres y muchos otros datos. L

4. Ellos señalaron que ellos no eran delincuentes para que los trataran de esa forma, que eran profesionales y que estaban haciendo una verificación de derechos humanos en la región y acompañando a la organización campesina, más no participando de las protestas en la zona, y que debían respetarles su labor como profesionales. Para respaldar y corroborar lo que decía les presentó el carnet de la universidad, el cual también fue retenido por cerca de 20 minutos.

5. Los miembros de la policía aludían que para identificarse como defensores de derechos humanos debían portar un carnet que los acreditase. En el lapso de tiempo que estuvieron retenidos, también se les tomaron fotografías por parte de una integrante de la SIJIN con un celular.

6. Cuando les fueron entregados sus documentos, los miembros de la Policía, les comunicaron que era peligroso que ellos caminaran solos por la calle y que mejor los acompañaban y llevaban hasta el lugar donde se estaban quedando, tratando de conocer el lugar donde se encuentran permanentemente.

7. Finalmente los miembros del equipo técnico de AHERAMIGUA pudieron salir de la estación solos, pero al llegar al punto de concentración se encontraron con la arremetida del ESMAD que estaba lanzando gases lacrimógenos y granadas aturdidoras en una zona residencial y atentando contra la población que allí se concentraba.

8. Entretanto, agentes del ESMAD detuvieron arbitrariamente al ciudadano Luis Alberto Balseiro Florez, quien fue trasladado por el ESMAD a la estación de policía del municipio de Caucasia.

9. Los miembros del Equipo técnico de AHERAMIGUA temen que en cualquier momento que salgan de la concentración se los retenga nuevamente por parte de la policía de forma injustificada, simplemente por ser defensores de derechos humanos.

Ante la gravedad de lo descrito anteriormente

Responsabilizamos:

Al Estado Colombiano en cabeza del señor Juan Manuel Santos Calderón, a la Gobernación del Departamento de Antioquia, al alcalde de Causasia Carlos Eduardo Correa, al Director de la Oficina de Derechos Humanos de la Policía Nacional seccional Antioquia Oscar Moreno, por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) cometidas por integrantes de las fuerzas regulares del Estado colombiano en la zona de operaciones de las unidades Policiales que dirigen.

Exigimos:

El cese inmediato de todo tipo de agresiones, intimidaciones, hostigamientos y represiones a la comunidad minera del municipio de Caucasia y los ciudadanos que habitan este municipio, quienes se encuentran protestando pacíficamente por la reivindicación de sus derechos legítimos, los cuales están siendo conculcados por la acción desproporcionada del Estado Colombiano y la omisión de sus justas demandas.

De igual manera a todas las Instituciones del Estado, en el ámbito de sus competencias, la responsabilidad estatal frente a los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y a la libre movilidad de los mineros y delegados del equipo técnico de AHERAMIGUA, que desde el 17 de julio se movilizan en el municipio de Caucasia, quienes al hacer ejercicio de sus derechos legítimos, se están viendo afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas regulares e irregulares en áreas de operaciones militares y policiales del Estado Colombiano.

A la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (oacnudh)

El cumplimiento de su mandato como veedores de que el Estado colombiano cumpla con sus obligaciones constitucionales y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Al Estado Colombiano

• El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.

• Adelantar las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, a la honra y reputación y a la libre movilidad de los campesinos de la región del Catatumbo, que se están viendo afectados por la acción arbitraria del Estado Colombiano.

• Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones e infracciones a los Derechos Humanos consagradas en los hechos de esta Denuncia Pública.

A La Defensoría Del Pueblo

• Cumplir con su papel institucional de velar por la garantía y el respeto a los derechos constitucionales a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, a la honra y reputación y a la libre movilidad de los campesinos del Catatumbo, que se están viendo afectados por la acción arbitraria del Estado Colombiano.

• Desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones e infracciones a los Derechos Humanos consagradas en los hechos de esta Denuncia Pública.

Solicitamos

A la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (oacnudh)

• En el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las Normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035