La Corporación Reiniciar denuncia impunidad en los casos de violencia sexual contra menores por parte de militares estadounidenses

Jueves 7 de mayo de 2015, por Prensa Reiniciar

La inmunidad diplomática de la cual gozan los militares estadounidenses, contemplada en un acuerdo bilateral suscrito entre el gobierno de Colombia y el de los Estados Unidos en el año 1974, con base en la Convención de Viena de 1961, origina la impunidad que se ha dado en estos casos. Esta inmunidad, que cobija a agentes, acreditados y no acreditados e incluso a sus familiares, permite el traslado de estos procesos a Estados Unidos donde deben ser investigados pero cuyos procesos no arrojan ningún resultado en materia de verdad, justicia y reparación para las víctimas.

La Corporación Reiniciar cuestiona la impunidad por parte del Estado colombiano y de los Estados Unidos en los casos de violencia sexual contra menores de edad por parte de militares estadounidenses.

La inmunidad diplomática de la cual gozan los militares estadounidenses, contemplada en un acuerdo bilateral suscrito entre el gobierno de Colombia y el de los Estados Unidos en el año 1974, con base en la Convención de Viena de 1961, origina la impunidad que se ha dado en estos casos.

Esta inmunidad, que cobija a agentes, acreditados y no acreditados e incluso a sus familiares, permite el traslado de estos procesos a Estados Unidos donde deben ser investigados pero cuyos procesos no arrojan ningún resultado en materia de verdad, justicia y reparación para las víctimas.

Pese a que en Colombia el acto sexual violento, el acceso carnal o acto sexual en persona en incapacidad de resistir, el acceso carnal abusivo con menor de catorce años y los actos sexuales con menor de 14 años, y están tipificados como delitos en los artículos 206, 207, 208 y 209 del Código Penal Colombiano estos han quedado en la impunidad cuando se trata de agentes extranjeros.

La Corporación Reiniciar que representó a Olga Lucía Castillo y su hija, J. P. B. C. en este caso por violación, en agosto de 2007, en contra de los militares Michael Cohen y César Ruiz enfrentó un sistema estatal que no respondió a sus demandas de justicia y prevalencia de los derechos de los menores.

Si bien J.P., víctima del hecho, su madre y su hermana recibieron por parte de Reiniciar el apoyo psicosocial y jurídico necesarios; su caso no prosperó penalmente debido a los factores que relatamos a continuación.

Esta Corporación solicitó a la Fiscalía General de la Nación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el Ministerio de Relaciones Exteriores la protección de los derechos de la menor pero no obtuvo ningún resultado.
Por ello, Reiniciar presentó tutela ante el Tribunal Superior de Bogotá -e impugnó el fallo negativo ante la Corte Suprema de Justicia - reclamando el derecho fundamental de acceso a la administración de justicia y la prevalencia y protección de los derechos de los menores, en este caso J.P., presuntamente vulnerados por la Fiscalía General de la Nación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el Ministerio de

Relaciones Exteriores- pero ambos entes negaron la tutela de este derecho y fallaron negativamente. Ese fallo negativo se sumó al no suministro de información, acerca del estado del proceso que se encuentra en la justicia penal de los Estados Unidos, solicitada por escrito y personalmente a la Embajada de ese país por los abogados de la Corporación Reiniciar y pese a que sostuvieron dos reuniones con el agregado judicial de la Embajada de los Estados Unidos en esa época, Jim Faulkner.
Por tanto, la Corporación Reiniciar considera que la existencia de ese acuerdo bilateral que otorga inmunidad diplomática a los agentes estadounidenses, la falta de información por parte de la Embajada de Estados Unidos y de las instituciones estatales para investigar estos hechos son factores que fomentan la impunidad en detrimento de los derechos de los menores y su exigencia de verdad, la justicia y la reparación.

Finalmente, la Corporación Reiniciar insta a las instituciones nacionales e internacionales a demostrar su voluntad política en la investigación y condena de estos hechos que atentan contra la dignidad de las menores de edad violentadas sexualmente y también a garantizar justicia en sus casos.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035