ONIC rechaza muerte de Guardias en Toribío y exige que grupos armados no involucren a Población Indígena en el conflicto armado

Viernes 7 de noviembre de 2014, por ONIC

En este sentido, es totalmente contradictorio y reprochable que en medio de los diálogos de paz que adelantan los actores armados, se continúe asesinando indiscriminadamente los comuneros y comuneras de los territorios; como también que el presidente Santos recorra Europa solicitando recursos de apoyo e inversión al postconflicto, mientras en los territorios no cesan las acciones de la guerra. Los hechos ocurridos en Toribio, y en todo el territorio del Cauca por parte de los grupos armados, son una clara infracción al Derecho Internacional Humanitario, una muestra más del irrespeto a la población civil y a los procesos organizativos de las comunidades indígenas”, manifestó el Consejo Regional Indígena del Cauca en un comunicado público.

Indígenas | Víctimas del conflicto | Derecho a la vida | Ejecuciones extrajudiciales | Cauca |

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC rechaza enérgicamente el accionar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en contra de miembros de la Guardia Indígena Nacional, hechos ocurridos el día miércoles cinco de noviembre en horas de la mañana en el sitio conocido como El Guarangal, vereda El Cestedarero, resguardo de Toribío, departamento del Cauca.

De acuerdo a la información suministrada por los hermanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), fueron muertos Manuel Antonio Tumiña Gembuel, coordinador de la Guardia Indígena de la vereda Pueblo Viejo, resguardo de Toribío, y Daniel Coicué Julicué, guardia indígena del resguardo de San Francisco, municipio de Toribío.

Como autoridades indígenas, la ONIC condena cualquier método de guerra que ponga en riesgo la integridad física y cultural de los Pueblos Indígenas, por lo tanto, no permitirá que fuerzas armadas al margen de la ley reproduzca acciones utilizadas por todos los actores del conflicto en contra de líderes, lideresas, comuneros, y como en este caso, miembros de la Guardia Indígena Nacional.

Los hechos que hoy enlutan al territorio caucano ocurrieron en el sitio conocido como El Guarangal, vereda El Cestedarero, resguardo de Toribío, departamento del Cauca. Según informaciones de las autoridades tradicionales, los hechos ocurrieron cuando los guardias indígenas recorrían el territorio en desarrollo de acciones de control territorial, y se encontraban retirando una valla instalada por las FARC alusiva al segundo aniversario de la muerte de Alfonso Cano, en este momento, se acercaron milicianos de las FARC quienes dispararon a los guardias indígenas a quemarropa.

Estas vallas están instaladas en diferentes sitios del Cauca, al igual que mensajes alusivos a las FARC en sitios comunitarios y centros educativos, como lo ocurrido hoy en la institución educativa de López Adentro, en Caloto. Frente a estos hechos, las orientaciones de la autoridad tradicional ha sido limpiar el territorio de las vallas y los mensajes.

“La Guardia Indígena, ‘Cuidadores Milenarios del Territorio’, son una manifestación contundente de paz desde el Movimiento Indígena, y atentar contra la Guardia es asesinar la vida y resistencia pacífica de los pueblos.

En este sentido, es totalmente contradictorio y reprochable que en medio de los diálogos de paz que adelantan los actores armados, se continúe asesinando indiscriminadamente los comuneros y comuneras de los territorios; como también que el presidente Santos recorra Europa solicitando recursos de apoyo e inversión al postconflicto, mientras en los territorios no cesan las acciones de la guerra. Los hechos ocurridos en Toribio, y en todo el territorio del Cauca por parte de los grupos armados, son una clara infracción al Derecho Internacional Humanitario, una muestra más del irrespeto a la población civil y a los procesos organizativos de las comunidades indígenas”, manifestó el Consejo Regional Indígena del Cauca en un comunicado público.

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC rechaza y condena el accionar de grupos armados en los territorios indígenas, situación que genera enfrentamientos y señalamientos de manera arbitraria e infundada, como la de ser colaboradores de la fuerza pública. Reiteramos que los Pueblos Indígenas y sus territorios siempre nos hemos declarado por fuera del conflicto, somos sujetos políticos colectivos para construir propuestas de Paz que garanticen nuestro derecho fundamental a la vida y la pervivencia.

Acompañamos a los hermanos del CRIC en su convocatoria por mantener y fortalecer las acciones de control en todo el territorio, y estaremos prestos a respaldar las directrices que se emanen de la Junta Directiva Regional convocada para el día jueves seis de noviembre en La María, Piendamó, donde se definirán las acciones a seguir frente al asesinato de los dos compañeros de la Guardia Indígena, se coordinarán acciones contra la guerra y por el respeto a los territorios ancestrales.

Como Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, exigimos de todos los actores armados del conflicto no involucrar a las comunidades indígenas en su guerra, al tiempo que demandamos respeto pleno por las normas del Derecho Internacional Humanitario que nos amparan como gobiernos autónomos y población civil desarmada.

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA

ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA – ONIC

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035