PÉTALOS Y ESPINAS DE UN NEGOCIO GLOBAL
(Colombia ) (Autor: Corporación Cactus)

Jueves 8 de febrero de 2007, por Prensa - Colectivo

El próximo 14 de Febrero en el mundo entero y principalmente en Estados Unidos, se celebra el día de San Valentín. Por esta época, millones de rosas -las flores que más se comercializan en el mundo- claveles, alstroemerias y pompones, son cortadas y empacadas por miles de operarias y operarios, mayoritariamente mujeres, en plantaciones de América Latina, Asia y África, para ser regaladas como símbolo de amor en Estados Unidos, Europa, Japón y otros países.

El próximo 14 de Febrero en el mundo entero y principalmente en Estados Unidos, se celebra el día de San Valentín. Por esta época, millones de rosas -las flores que más se comercializan en el mundo- claveles, alstroemerias y pompones, son cortadas y empacadas por miles de operarias y operarios, mayoritariamente mujeres, en plantaciones de América Latina, Asia y África, para ser regaladas como símbolo de amor en Estados Unidos, Europa, Japón y otros países.

En reconocimiento a esta labor, desde el 2002 en esta fecha, también se celebra el 14 de febrero: Día Internacional de las trabajadoras y trabajadores de las flores. Una iniciativa de la Corporación Cactus, Organización No Gubernamental colombiana que aborda los impactos de la agroindustria de la floricultura en el desarrollo local de la Sabana de Bogotá, principal región productora de flores del país.

Durante estos años, alrededor de 20 organizaciones y redes en Colombia [1] y otros países [2], tanto productores como consumidores, han promovido el nuevo sentido de la fecha del 14 de febrero. En el 2007, Colombia, Ecuador, Inglaterra, Holanda, Austria, Estados Unidos, Kenia y Sri Lanka, realizarán acciones de reconocimiento y reflexión sobre las condiciones laborales de la floricultura para la exportación.

Según datos del Ministerio de Comercio Exterior de Colombia, para el año 2001, la producción mundial de flores ocupaba más de 190.000 hectáreas, alcanzando un valor cercano a USD16.000 millones,

Colombia es el segundo exportador mundial de flores después de Holanda, y su mercado principal es Estados Unidos. De 223.163 toneladas de flores que se cortan, 182.649 son llevadas a ese destino, cerca del 84% de su producción anual, principalmente en fechas como San Valentín. En 2005, la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, registró USD870 millones en exportaciones.

A pesar del éxito comercial, Colombia, donde 111.000 personas trabajan en las flores, comparte con Ecuador, Kenia, Sri Lanka, y otros países productores de América Latina, Asia y África, condiciones laborales precarias, que no contribuyen a mejorar las condiciones de vida de quiénes generan la riqueza.

Un estudio realizado en 12 países por la organización Oxfam Internacional, en 2004 encontró que “entre el 60 y 70% de quienes trabajan en las cadenas de producción agroindustrial (frutas y flores) y textil son mujeres” y que... “Los contratos, en caso de que los tengan, son de corta duración y la mujer trabaja a un ritmo frenético a cambio de un salario muy bajo, en condiciones insalubres. Se ve obligada a realizar muchas horas para ganar lo suficiente como para sobrevivir. La mayoría no goza de baja por enfermedad o por maternidad, pocas están amparadas por alguna cobertura sanitaria o de desempleo y aún menos consiguen ahorrar para el futuro”.

Otro informe, publicado en 2005 sobre las condiciones de trabajo en Kenia, realizado por la Ethical Trade Iniciative, ETI, (Iniciativa de Comercio Ético) del Reino Unido, reitera que las y los trabajadores de la floricultura soportan condiciones como baja remuneración, problemas de salubridad y seguridad, especialmente con el rociado de pesticidas, falta de indemnización por despido, contratos de corta duración, despidos injustos, horas extra excesivas, deducciones en los salarios, falta de libertad de asociación, inexistencia de contratos, incumplimiento de pagos para la seguridad social y prácticas discriminatorias contra las mujeres como desconocimiento de la licencia por maternidad y acoso sexual.

En Colombia, durante 10 años de trabajo en el sector, la Corporación Cactus, junto con la Escuela Nacional Sindical y otras organizaciones municipales e internacionales, han encontrado que los riesgos profesionales derivados de la exposición a agroquímicos y a los movimientos repetitivos y posturas prolongadas, junto con la inestabilidad laboral, la falta de garantías para el ejercicio de la libertad sindical y las prácticas discriminatorias contra las mujeres trabajadoras, son características del trabajo en la floricultura.

En la labor de asesoría jurídica adelantada por Cactus con trabajadoras y trabajadores de flores de los municipios de Tocancipá, Gachancipá, Zipaquirá, Sopó, Chía y Sesquilé, ubicados al norte de la Sabana de Bogotá, los principales motivos de las 600 consultas atendidas han sido: incumplimiento en el pago de aportes a la seguridad social, de salarios y liquidaciones, despidos y sanciones injustas, enfermedades profesionales no reconocidas como tales, y prácticas discriminatorias generalizadas como la solicitud de pruebas de embarazo y el despido de trabajadoras gestantes.

Estas condiciones desconocen el importante aporte que hacen las y los trabajadores a la riqueza del sector. El 14 de febrero: Día internacional de las trabajadoras y trabajadores de flores busca hacer visible ese aporte, sensibilizar a la opinión pública y promover mejores condiciones de vida para trabajadoras y trabajadores de flores, a través del reconocimiento de sus derechos laborales.

Por eso en Colombia y los demás países que se unen a la celebración, habrá festivales, programas especiales de radio, jornadas de sensibilización en universidades, iglesias y escuelas. En muchos idiomas y desde muchas latitudes el mensaje para consumidoras y consumidores, medios de comunicación, organizaciones sociales de los diferentes países, desde las trabajadoras y trabajadores de las flores volverá a ser el mismo:

Somos más importantes que miles de flores juntas
We’re more important that thousand of flowers together
Nous sommes plus importants des milliers de fleurs reunites
Wir sin wichtiger als tausenden von Blumen

Agradecemos la difusión de esta información,

Angélica Chaparro
Corporación Cactus
(57) 3108668237
(571) 2870390 - 2854831
[email protected]
www.cactus.org.co

Notas

[1Corporación Cactus, Escuela Nacional Sindical de Medellín, Unión Nacional de Trabajadores de Flores, Untraflores, Campaña Comercio con Justicia: Mis derechos no se negocian, que reúne a 37 organizaciones nacionales, y Comités Locales de Impulso de seis municipios de la Sabana de Bogotá y del Oriente Antioqueño.

[2Fundess de Ecuador; War on Want (Guerra contra la Necesidad) de Inglaterra; KFB (Mujeres Católicas de Austria); ILRF (Fundación Internacional para los Derechos Laborales) y Acción Permanente por la Paz, de Estados Unidos; Ambos Lados y OLAA (Organización para el trabajo en América Latina), de Holanda.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035