SITUACION DE LAS TIERRAS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL CAUCA (Colombia) (Autor: ONIC- CRIC) (Fecha: Noviembre 28 de 2005)

2005, por Prensa - Colectivo

Para su conocimiento remito copia de la carta del Pueblo Guambiano entregada al Presidente de Colombia el 26 de noviembre de 2005 relacionada con la situación de tierras de los pueblos nativos en el Departamento del Cauca

Santiago, Territorio del Pueblo Guambiano, Silvia-Cauca
Noviembre 25 de 2005.

Doctor
ALVARO URIBE VÉLEZ
Presidente
República de Colombia
Bogotá D.C.

Señor Presidente.

El Pueblo Misak y su Cabildo Ancestral, acosados por la situación desesperante de desatención y engaños de que somos víctimas por parte del Estado Colombiano a través de sus gobiernos de turno y ante la desesperanza de nuestro pueblo que mira día a día estos engaños e incumplimientos de la palabra oficial que no conducen a decisiones concretas y reales que posibiliten una verdadera solución a la situación socioancestral de nuestros territorios, queremos recordarle y dejar constancia a través de este escrito, que será difundido a nivel nacional e internacional, lo siguiente:

1.

Nuestro territorio Misak ancestral no era sólo el área de tierra que tenemos hoy en Silvia, Cauca, sino que se extendía en diferentes municipios del gran Kauka que hemos perdido a través de medios violentos y fraudulentos. Todo ese territorio sabemos que no es fácil recuperarlo para nuestro pueblo en su totalidad, pero al menos esperamos poder tener un territorio suficiente y adecuado que nos permita crecer, pervivir y permanecer por siempre como pueblo originario.

2.

El Instituto Colombiano de la Reforma Agraria, INCORA, realizó entre 1981 y 1983 un estudio socioeconómico y jurídico de Guambía que determinó que la extensión del Resguardo era de 16.058 hectáreas y precisó la existencia de un déficit de 12.586 hectáreas para una población que en esa época era de 7.279 Misak, teniendo en cuenta que la Unidad Agrícola Familiar Indígena (UAFI) estaba en 13 hectáreas. Con fundamento en este estudio oficial, el mismo INCORA mediante Resolución 036 de julio 21 de 1983 decidió adoptar un programa de adquisición de tierras para Guambía que permitiera subsanar ese déficit de tierras, pero hoy veintidós (22) años después el Estado colombiano no ha cubierto ese faltante de tierras y ya las necesidades son superiores porque la población es aproximadamente de 25.000 comuneros, lo cual nos ha llevado a una situación de microminifundio que sólo permite adjudicar a cada Misak un pequeño lotecito de 11 metros de frente por 60 de ancho, es decir, ni siquiera una hectárea, lo cual está muy por debajo de la actual UAFI, aspecto este que dice por si solo la magnitud de hacinamiento y del asunto de fondo a resolver que cada vez postergan más con engaños los gobiernos de turno.

3.

El 13 de junio de 1997 firmamos entre los gobiernos nacional y departamental del Cauca y las comunidades indígenas y campesinas, una Acta de Acuerdo que precisó en detalle los compromisos asumidos con nosotros por el Estado Colombiano y que ahora luego de más de ocho (8) años tampoco ha cumplido en su totalidad.

4.

Todos estos veintidós (22) años nos hemos revestido de infatigable paciencia para esperar que el Estado cumpla su palabra, pero ni las mesas de concertación, ni los esporádicos diálogos han servido para algo diferente a contener nuestra rabia y desesperanza por los engaños que nos han hecho con su palabra empeñada.

5.

Esta situación tarde o temprano tenía que explotar, pues ?no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista? por eso el 12 de octubre de 2005 entramos a recuperar parte de nuestro territorio ancestral en lo que se denomina el predio ?Ambaló? y lo primero que escuchamos del actual Gobierno no fue precisamente palabras de solución sino de amenazas como aquellas frases de ?bajo presión y acciones de hecho no hay diálogo?, ?serán desalojados por la fuerza?, lo cual no sólo es irónico e incomprensible luego de 22 años de espera, sino que resulta un ultraje a nuestra inteligencia, pues es la misma actitud tradicional de engaño de los gobiernos de turno que nos piden no acciones de hecho pero para ellos tampoco hacer nada por la solución, actitudes gubernamentales éstas que no se tienen con los paramilitares, por ejemplo.

6.

Ante la situación de hecho que asumimos para que por lo menos vuelvan su mirada a nuestros territorios y se acuerden que existimos y estamos pendientes de su palabra empeñada a través de actos oficiales, se reune el Ministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega con congresistas de la bancada indígena y allí deciden enviar a nuestro territorio el 22 de octubre de este año una comisión mixta integrada por funcionarios de dicho Ministerio y Congresistas, quienes transmiten la posición del Ministro en el sentido que si desocupamos el predio el Gobierno en dos o tres días se sentaría a concertar la solución. Nosotros tan confiados en la palabra oficial volvimos a caer en sus enredos y decidimos dar una tregua para iniciar el diálogo con miras a una concertación. Hasta hoy después de ese acto de buena fe nuestro han pasado ya treinta y cuatro (34) días y el gobierno olvidó nuevamente nuestra situación y deshonró otra vez su palabra.

7.

El 18 de noviembre de 2005 se reune en Bogotá el Presidente con algunos dirigentes indígenas del CRIC y nosotros y AICO-Cauca nos excluyen porque no tuvimos invitación oficial y aunque tratamos de hacer presencia, en secretaría de Presidencia nos mintieron diciendo que era reunión exclusiva con congresistas indígenas, es así que nuestra situación ya no les merece atención porque no estamos ocupando el predio, lo cual traduce y envía un mensaje en el sentido que con nosotros no hay diálogo porque ya no estamos en una acción de hecho. Esto es una experiencia más sobre la credibilidad en la palabra oficial.

8.

El Pueblo Misak ha decidido evaluar esta situación y tomará las decisiones que correspondan en defensa de nuestros derechos y ya sabrá el Gobierno nuestras determinaciones forzadas por sus desobligantes actuaciones. Además, entendemos que es nuestro deber acorde con nuestro Derecho Mayor, asumir una posición consecuente con la ?con la recuperación de nuestra madre tierra?.

CABILDO INDÍGENA DEL PUEBLO GUAMBIANO
MISAEL VELASCO TOMBE BARBARA MUELAS HURTADO
C.C. No. 4.770.611 DE SILVIA C.C. No. 25.681.276 DE SILVIA
Gobernador Vicegobernadora
JUAN BAUTISTA MUELAS TROCHEZ
C.C. No. 10.720.313 DE SILVIA
SECRETARIO GENERAL

C.C.: Ministro del Interior y de Justicia
Ministro de Agricultura
Director de Planeación Nacional
Gerente General de INCODER.
Gobernador del Cauca
Procuraduría General de la Nación
Defensoría del Pueblo
Medios de Comunicación nacionales e internacionales.
Organismos de Derechos Humanos Nacionales e Internacionales.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035