Tres nuevas muertes de indígenas en el Bajo Cauca y en Urabá

Jueves 19 de mayo de 2011, por Organización Indígena de Antioquia

Seis días de asesinado tiene indígena senú en Zaragoza. El cadáver aún no lo levantan
del lugar de hechos. En Urabá, fue muerto un joven líder Embera Katío de la comunidad
de Saundó en Chigorodó delante de su familia y la tercera muerte ocurrió hoy 17 de mayo en Turbo.

Indígenas | Antioquia |

El primer hecho ocurrió a las 6 de la tarde del día miércoles 11 de mayo, cuando
integrantes del grupo paramilitar Los Rastrojos dieron muerte de varios disparos al
joven DANI URRUTIA ORTIZ de 23 años de edad, a escasos 10 minutos de la
comunidad indígena de La Raya del Pueblo Senú en el municipio de Zaragoza.
El hecho se produjo una hora después de que el joven fuera llevado a la fuerza por el
grupo paramilitar, mientras caminaba al lado de sus suegros por una vía de herradura.
El cadáver lleva 6 días expuesto a los animales carroñeros y a la lluvia, sin que
autoridades judiciales, policivas y militares asuman el levantamiento para que sea
entregado a la comunidad y a sus familiares para una sepultura digna de todo ser
humano. Cabe destacar que en Zaragoza hay una base militar perteneciente a la Brigada
11 y en Cáceres el Batallón 31 Rifle al que le correspondería por jurisdicción tal
procedimiento.
Según el Brigadier General LEONARDO PINTO MORALES, Comandante de la Décima
Primera Brigada, con sede en Montería, el hecho es atribuible al grupo comandando por
alias El Diablo, quien fuera capturado hace unos días.
Es conocido por la opinión pública nacional e internacional de las actuales condiciones
de violencia en el Bajo Cauca Antioqueño donde las acciones de guerra van dirigidas sin
distinción alguna a la población civil, campesinos, a grupos vulnerables como las
minorías étnicas. En esta subregión, las infracciones al Derecho Internacional
Humanitario son el pan de cada día. En lo que va del presente año han sido asesinados
por grupos paramilitares 5 indígenas del Pueblo Senú.
El segundo hecho sucedió en la Comunidad embera de Saundó, a las 10 de la noche del
el día 15 de mayo, cuando 8 personas que se movilizaban en 4 motos llegaron hasta la
casa del indígena Wilson Domicó Bailarín, de 23 años, perteneciente al Resguardo
Yaberaradó, municipio de Chigorodó y le dispararon por la espalda y remataron al caer
al suelo. Nuestro comunero deja a una mujer con dos hijos, uno de 4 años y otro de 8
meses de nacido.
Los hombres que cometieron el homicidio no se identificaron con grupo armado alguno,
pero en la zona es conocida la presencia del grupo paramilitar Los Rastrojos. La
carretera que conduce a la comunidad Saundó es custodiada permanentemente por
miembros del Ejército Nacional mediante una base militar a escasos 20 minutos y
quienes desde hace un mes también recorren el resguardo indígena.

Los armados amenazaron, intimidaron y violentaron a un grupo de mujeres para que
dieran razón de otro comunero por el que preguntaron. Como no obtuvieron respuesta,
hicieron disparos al aire. Toda la comunidad, integrada por 280 personas, está
aterrorizada y con mucho miedo por los hechos ocurridos y en un alto riesgo de
desplazamiento forzado.
La comunidad indígena Saundó se ubica a 20 minutos del puente Juradó, sobre la vía
que conduce de Medellín al Golfo de Urabá, en límites con los municipios de Chigorodó
y Mutatá.
Durante la redacción de este comunicado, al mediodía de hoy se conoció del homicidio
Otoniel Domicó, indígena Embera Katío perteneciente a la comunidad de Dokerazabi,
del municipio Turbo. Estamos documentando el caso.
Nuestras peticiones:
1. Pedimos con carácter urgente a las autoridades judiciales, policivas y militares
realizar todos los actos posibles que permitan el levantamiento del cadáver del
joven Dani Urrutia Ortiz.
2. A los grupos paramilitares con presencia en la zona CESAR EL FUEGO en contra
de los indígenas y la población civil, pues no somos actores armados ni
comprometidos con el conflicto interno armado. Cesar el fuego significa que no
se continúe el exterminio físico y cultural de los indígenas en el país.
3. Convocamos a Naciones Unidas, al Comité Internacional de la Cruz Roja, a la
Gobernación de Antioquia, al Ejército Nacional, a la Defensoría del Pueblo y a
organizaciones defensoras de Derechos Humanos, entre otras, a crear una
Comisión que busque salidas para la protección de los indígenas antioqueños.
4. La Fiscalía General de la Nación deberá asumir prontamente la investigación del
caso para que estos homicidios no queden en la impunidad.
5. Pedimos el acompañamiento nacional e internacional de nuestras organizaciones
hermanas para el esclarecimiento de estos hechos.
¡¡¡Ante el fusil la Palabra!!!
Por la Unidad, Territorio, Cultura y Autonomía
CONSEJO DE GOBIERNO INDÍGENA
(Medellín, 17 de mayo de 2011)
Teléfono 284 48 45
Fax 291 00 08
[email protected]
[email protected]

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035